Asamblea de exclusión social y represión, una lección de dignidad

Asamblea de exclusión social y represión, una lección de dignidad

604
0
Compartir
El pasado sábado 18 de febrero, la Asamblea 15m de Villaverde organizó con gentes del colectivo Hetaira y  Afemtras que agrupan a trabajadoras del Sexo y Chupano, de personas sin hogar, una Asamblea abierta al barrio para tratar de la exclusión y represión que han de enfrentar las personas que están en la calle, sean trabajadoras del sexo o simplemente personas que viven en la calle.

La primera denuncia que se formuló fue contra el hostigamiento policial que sufren las trabajadoras del sexo en Marconi por parte de  la brigada que se encarga de perseguir la trata y  que en realidad acosa a  las víctimas de ello imponiéndoles multas por comportamientos indecentes en la vía pública para disfrazar que realmente se les multa por ejercer la prostitución usando como instrumento la mal llamada Ley de Seguridad Ciudadana, que viene a sustituir en ese sentido a la Ley de Extranjería. De hecho ni siquiera les da las explicaciones pertinentes la policía sobre cómo recurrir las multas impuestas, que sí han conseguido acudiendo a Hetaira y a NoSomosDelito.

No obstante, en el acto no sólo se denunciaba la actuación policial, también  la manipulación mediática  al mostrar en los medios imágenes que no se corresponden con la realidad, ni con el  espacio físico pues no se encuentran en Marconi si entendemos por tal el conjunto residencial sino en el polígono de Villaverde, que está a 2.000 metros. Tampoco están semidesnudas en la calle sino vestidas correctamente como cualquier joven que va de fiesta un fin de semana  y recuerdan que además de personas con derechos también son ciudadanas que contribuyen con impuestos, tanto los indirectos al abonar el IVA por adquirir  los productos necesarios para su oficio y su vida personal y por cotizar como autónomas en la Seguridad Social. Y además solicitan una mejora del polígono  de Villaverde y rechazan con rotundidad que se las convierta en chivo expiatorio a las que achacar la degradación de la zona, cuando es debido a la falta de inversión y no a su presencia.

Tampoco se libra de sus críticas el “Ayuntamiento del Cambio”, pues a pesar de haberlo solicitado en varias ocasionas no se han reunido con la alcaldesa (Manuela Carmena) ni con la concejala de Servicios Sociales (Marta Higueras). Y aunque sí lograron reunirse con  el concejal de la Junta de Distrito de Villaverde ( Guillermo Zapata) no han obtenido resultados prácticos más allá de buenas palabras. En ese sentido tildan de continuistas las “actuales” políticas municipales.

Por último las integrantes de Afemtras,  reclaman lugares donde ejercer su oficio sin ser molestadas ni molestar a nadie pues entienden que la calle es de todos,  y recuerdan que desde Hetaira se mantienen unos compromisos éticos para adaptarse al entorno donde han de trabajar, de ahí que acudan con una vestimenta adecuada y respeten el espacio, pues la calle es de todos. De hecho destacan que en la zona Marconi no hay papeleras y las mismas trabajadoras han de llevar bolsas para recoger los residuos  generados.

Desde la Asociación de personas Sin Techo, Chupano, llamado así por el agujero donde en las cárceles se mete a los presos que se portan mal, destacan ser la primera asociación de este tipo que se crea en Madrid y ayudan a las personas sin hogar que viven en la calle y también denuncian haber visto pocos cambios respecto a anteriores administraciones municipales con el nuevo ayuntamiento, sólo políticas continuistas y a pesar de haberlo solicitado tampoco se han reunido con Carmena, de ahí que hagan una concentración el 9 de marzo a las puerta del Ayuntamiento para tal fin.

También reclaman espacios adecuados,  pues los albergues no son ninguna solución se admite ahí  todo tipo de personas, sin contemplar si hay quien necesite cuidados especiales por discapacidades físicas o psíquicas sin ofrecimiento alguno de tratamiento con lo que se generan conflictos entre las personas que acuden ahí, con la idea de que se maten entre ellos y no molesten. No son lugares seguros, de ahí que no quieran acudir, además que la gestión de tales albergues esté subcontratada por empresas externas que sólo miran el beneficio. De hecho en la campaña del frío, los albergues son insuficiontes en número y condiciones que  además con una mejora del tiempo cierran. Asimismo denuncian que en la Plaza Mayor, a primera hora de la mañana la policía municipal les expulsa porque llega el Turismo y si no abandonan el lugar  los servicios de limpieza los echan  a manguerazos. Y por último denuncian la creación de una brigada policial que se ocupe de la mendicidad, sin saber con qué objeto, pero temiendo más represión. En ese sentido denuncian la falta de cambio en el actual Ayuntamiento y mucho menos en la Comunidad de Madrid y agradecen el apoyo de NoSomosDelito a través del cual recurren las multas impuestas por ejercer mendicidad o simplemente dormir en la calle de la que se les pretende expulsar.

Denuncian la existencia de pisos vacíos, que va a comprar el Ayuntamiento a los Fondos Buitre y entidades bancarias para poner a disposición de las personas sin recursos. Pero al igual que la PAH consideran que son insfucientes para atender la necesidad de hogar tantas personas vulnerables y creen que  no serán beneficiarios de ello las personas en situación de calle, en la que puede caer cualquiera ante la situación económica y social ante la que estamos.

Por último la asamblea 15M ofreció ayuda y colaboración a estos colectivos, que mostraron previamente su disposición a hacer red y generar apoyo mutuo, a los que agradeció su presencia y sus testimonios, al igual que a las vecinas que se pasaron a intervenir o escuchar tan duros alegatos sin cuestionar en ningún momento a las personas intervinientes.